Comprueba si tu PC es VR Ready para Oculus Rift

Test CPU VR Ready

Test GPU VR Ready

Test RAM VR

Si tienes dudas sobre si tu PC cumple los requisitos mínimos para utilizar tanto Oculus Rift como HTC Vive esta es tu página. Introduce los datos en el test y comprueba si tu Ordenador está listo para la realidad virtual.

¿Qué valora el Test VR?

Cuando analizamos con este test vr el Hardware de tu PC lo que medimos es la capacidad de tu torre o portátil para ejecutar aplicaciones de realidad virtual. Para saber si tu equipo puede considerarse VR Ready hay que analizar principalmente 3 piezas clave de nuestro ordenador.

Tarjeta gráfica

La tarjeta gráfica es la pieza fundamental para mover los juegos de Realidad virtual a una resolución de por lo menos 1080p y los filtros al máximo posible. Siempre dependiendo de la optimización de cada juego.

Procesador

Necesitamos un procesador que nos ofrezca un gran rendimiento al combinarlo con una tarjeta gráfica de alta gama. Es imprescindible para tareas de renderizado, así como si queremos realizar streamings de nuestras partidas

Memoria RAM

La cantidad de memoria RAM debería ser de por lo menos 8GB y con una frecuencia de 3000 Mhz. Nos aportará en los juegos el rendimiento extra si nuestro procesador exprime al máximo las altas velocidades.

Además de estas 3 piezas fundamentales tendremos que tener en cuanta factores menores como la Salida de vídeo, los conectores o el Sistema operativo que tenemos instalado.

FAQs | Infórmate de los requisitos mínimos de HTC Vive, Oculus Rift

La realidad virtual es un entorno artificial que se crea con software y se presenta al usuario de tal forma que éste suspende la creencia y la acepta como un entorno real. En un ordenador, la realidad virtual se experimenta principalmente a través de dos de los cinco sentidos: la vista y el oído.

La forma más simple de realidad virtual es una imagen tridimensional que puede ser explorada interactivamente en un ordenador personal, generalmente manipulando las teclas o el ratón para que el contenido de la imagen se mueva en alguna dirección o se acerque o aleje. Los esfuerzos más sofisticados involucran enfoques tales como pantallas de visualización envolventes, salas reales aumentadas por computación y dispositivos ópticos que le permiten sentir las imágenes de la pantalla.

La realidad virtual se puede dividir en:

  • La simulación de un entorno real de formación y educación.
  • El desarrollo de un entorno imaginario para un juego o historia interactiva.

No hay unos requisitos mínimos unificados, dependerá del dispositivo que utilicemos para VR así como del software que queramos cargar.
Por ello en nuestra página ofrecemos además de la información concreta de los requerimientos de cada gadget, un sistema que analiza tu ordenador para indicarte si estas listo para empezar a disfrutar de la realidad virtual.

• Sistema operativo: Windows 7 SP1, Windows 8.1, o Windows 10.
• Procesador: Intel i5-4590 / AMD FX 8350 equivalente o superior.
• Memoria: 4 GB de RAM.
• Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 970 / AMD Radeon R9 290 o superior.

Hardware Recomendado para Oculus Rift:
• Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce GTX 1060 o superior; AMD Radeon RX 480 o superior.
• Procesador: Intel Core i5-4590 o superior; AMD Ryzen 5 1500X o superior.
• Memoria: 8GB o más RAM.
• Salida de video: Dispositivo compatible HDMI 1.3 .
• Entrada: 3 puertos USB 3.0 y 1 puerto USB 2.0.
• Sistema operativo: Windows 8.1 o uno más actual.
Hardware Minimo para Oculus Rift:
• Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce GTX 1050 Ti o superior; AMD Radeon RX 470 o superior.
• Procesador: Intel Core i3-6100 o superior; AMD Ryzen 3 1200 o FX-4350, o superior.
• Memoria: 8GB o más RAM.
• Salida de video: Dispositivo compatible HDMI 1.3.
• Entrada: 3 puertos USB 3.0 y 1 puerto USB 2.0.
• Sistema operativo: Windows 8.1 o uno más actual.

Inventado por un entusiasta de la RV llamado Palmer Luckey, el Oculus Rift es un conjunto de gafas de realidad virtual que funcionarán con su ordenador de sobremesa o portátil para juegos.
Logra esto usando un par de pantallas que muestran dos imágenes una al lado de la otra, una para cada ojo. Se coloca un conjunto de lentes en la parte superior de los paneles, enfocando y remodelando la imagen para cada ojo, y creando una imagen en 3D estereoscópica. Las gafas tienen sensores integrados que monitorean los movimientos de la cabeza del usuario y ajustan la imagen en consecuencia. La última versión de la Oculus Rift está reforzada por un sensor externo de seguimiento de posición, que ayuda a seguir los movimientos de la cabeza con mayor precisión. El resultado final es la sensación de que estás mirando alrededor de un mundo en 3D.